Accesorios y Cuidados Para Crampones

Accesorios para Crampones

Placas anti-balling: Todos los crampones vienen con una placa (por lo general de plástico ABS) para evitar que la nieve se pegue a la parte inferior del crampón. Esto es importante para evitar la pérdida de tracción. Sistemas anti-balling son altamente recomendados por la UIAA (la Federación Internacional de Montañismo y Escalada en sus siglas en ingles).

Estuches para Crampones y protector de púas: Protege tu equipo y ti mismo de las afiladas púas con tapas de goma y un estuche que normalmente está hecho de nylon resistente a los pinchazos. El estuche te permite un almacenamiento rápido y fácil; las cubiertas de púas de caucho son menos voluminosas y costosas.

Polainas: Además de un estuche para crampones, considera adquirir un par robusto de polainas para proteger tus piernas y ropa del ambiente hostil y púas puntiagudas.

Piezas de repuesto: Siempre deberías tener en reserva barras de centros alternativos para la mayoría de los crampones. Estas barras pueden hacer que el crampón sea más o menos flexible, o permitirte ampliar un crampón para adaptarse a botas más grandes. Si viajas a un área remota, es una buena idea traer accesorios, tornillos y la barra central.

Cuidados para los Crampones

En una escalada típica, los crampones pueden recibir una gran cantidad de abusos al caminar y subir por las rutas de nieve y roca. Estos son algunos consejos sobre la manera de mantenerlos en condiciones óptimas.

Inspecciona las articulaciones
Antes de cada salida, asegúrate de inspeccionar tus crampones antes de utilizarlos
• Comprueba si hay tornillos o remaches sueltos. Aprieta o reemplaza según sea necesario.
• Comprueba si hay correas y hebillas desgastadas. Reemplaza según sea necesario.
• Asegúrate de que las asas están en buena forma y todavía caben en el radio de tus botas.
• Lleva contigo una llave inglesa, alambre y piezas de repuesto tales como correas, asas o tornillos de reposición.

Ajustar las Púas
Las púas necesitan ser afiladas después de su uso, especialmente si has cruzado sobre roca.
• Usa una lima asegurándote de pasarla en la dirección de los dientes.
• No uses esmeril, ya que genera calor que puede debilitar el metal cambiando el temple de acero.
• Ajusta los lados y puntas tan perfecto como sea posible, teniendo cuidado de mantener una línea recta desde el marco hasta la punta.
• Endereza los puntos doblados si es posible.

Protégete a ti mismo

Los Dientes afilados hacen que los crampones se desempeñen mejor en el hielo, pero también pueden causar estragos en tu ropa, piel y cuerdas. He aquí algunas opciones de protección:
Estuche para crampones: es la opción más conveniente, por lo general hecha de nylon resistente a la punción.
Cobertor de goma para púas: la opción menos voluminosa y menos costosa.

Almacenamiento

Asegúrate de que tus crampones estén secos antes de guardarlos. Si los estás guardando para la siguiente temporada, échales una capa ligera de aceite o un con spray para desplazamiento de agua, como el WD-40.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.