Botas para Crampones

Saber elegir tu botas para crampones es algo muy importante. Todo puede cambiar dependiendo del tipo de actividad que vayas a hacer. No es igual Advanced Trekking, Trekking o High Mountain entre otras. Incluso entre las que te acabo de nombrar la variedad es muy generalizada y podemos definir varias sub familias dependiendo de las necesidades que se presenten. Puedes elegir botas suaves algunas más robusta, rígidas o semirrígidas, con suela para nieve o hielo, para deportes o senderismo, etc.

La bota para crampones son parte del equipo esencial para todo buen montañista. No querrás ir a la alta montaña con unas botas que permitan que se congelen tus pies. El peso del calzado también es un elemento importante a tomar en consideración; tú no vas a querer sentir qué llevas plomo atado a tus extremidades inferiores.

La comodidad y versatilidad es esencial y aunque a todos nos gusta estar estreno te recomiendo qué le hayas dado al menos unos días de uso a tu calzado en condiciones normales para que así cuando vayas hacer montañismo ya tu piel y tu calzado esté perfectamente adaptados entre sí.

¿Por qué comprar Botas Para Crampones?

Prácticamente no hace falta que te lo diga pero existen mucho motivos de por qué comprar botas para crampones. Cualquier calzado no sirve para que tú vayas a la alta montaña, mucho menos bajo condiciones tan extremas como la nieve gélida. Es por eso que necesitas las mejores botas que puedas conseguir.

Esto no quiere decir que tengas que empeñar tu casa o tu sueldo. En realidad existen diversas opciones para los diversos bolsillos. Lo importante es que sepas diferenciar entre lo económico y lo barato. Y aunque el precio puede ser una referencia esto siempre no es así ya que puedes conseguir crampones de imitación caros pero de calidad dudosa. Asimismo también puedes conseguir crampones de buena calidad a un precio muy asequible.

En nuestra tienda online no sólo podrás conseguir botas para crampones sino que también tenemos una gran variedad de equipos y productos para que lo solicites en la comodidad de tu casa.

 

La antibota del crampón es como el cinturón de seguridad de un coche.

A no ser que el crampón este completamente orientado a la escalada en hielo (en ese caso es posible no llevarla), en travesías y alpinismo SIEMPRE debemos llevar crampones que lo lleven o utilizarlos con antibota.

De esta manera podremos evitar los zuecos de nieve que anulan nuestro crampón.

Por ello es importante repetir que nunca utilizaremos un crampón que no tenga antibota.

A menudo vienen incluidas con los crampones cuando los compramos, aunque en el caso de que los nuestros no tuvieran antibota no hay problema porque podemos comprarla por separado. Ya no podemos tener excusas.

Las antibotas pueden variar mucho según el fabricante. Los materiales de su fabricación por lo general son látex o plástico, siendo de esta manera muy flexibles o rígidas.

Las mas comunes son las que tienen una forma plana. Aunque también las hay que tienen algunos relieves para facilitar la evacuación de la nieve.

Hemos de destacar el sistema de antibota patentado por Grivel. El cual tiene un pequeño ovalo que cuando apoyamos el pie se comprime, y cuando lo levantamos se expande, expulsando aún mejor la nieve.

La sujeción de esta al crampón varía según el diseño, y también varía de un fabricante a otro.

Pueden estar sujetas al crampón por unos remaches, unas pestañas o por unas anillas.

Deben de quedar bien unidas al crampón para que no se puedan mover al caminar.

Además de Botas para Crampones también tenemos en nuestra tienda: