Crampones y Botas para la Alta Montaña en Verano e Invierno

Crampones y Botas para la Alta Montaña en Verano

Los Crampones y Botas para la Alta Montaña en Verano son imprescindibles en el Pirineo para esas zonas en verano; allí se suelen encontrar neveros, y no son pequeños sobre todo a lo largo del mes de julio. Existen algunas rutas particularmente problemáticas cómo la Ascensión al aneto donde siempre te vas a encontrar glaciares con neveros a lo largo del camino; por lo tanto estos implementos nunca puedes dejarlos olvidados en casa.

La seguridad es lo primero, sobre todo cuando se realiza este tipo de actividades en alta montaña con estos neveros por lo que es necesario incluir en tu mochila el piolet y los crampones. Es posible que lo que te voy a decir suene como a consejo repetido pero si vas a subir a las montañas debes saber cómo usar todos tus equipos y conocer las técnicas de progresión.

¿Y en Invierno?

En invierno con mucha más razón se deben tomar muy en cuenta todas las medidas de seguridad para evitar accidentes. Debes estar muy pendiente de las noticias y los avances meteorológicos de alertas de tormentas y nevadas que muchas veces suelen ser impredecibles en ciertos lugares específicos de la montaña que funcionan como microclimas traicioneros.

Solo los más experimentados deberían ir a la montaña en esas condiciones pero entiendo que es una tentación y una delicia para cualquier excursionista salir a disfrutar del paisaje y de la nieve invernal, ya sea por diversión o para alejarse del bullicio y  estrés de la ciudad. Solo ten en suma consideración todos los consejos que aquí se te facilitan y espera que la buena fortuna te siga sonriendo como siempre.

¿Qué es un crampón?

Un crampón es un aditamento que se acopla en la parte baja de tus botas y que te permite avanzar en forma segura por un terreno con nieve y que tenga diferentes ángulos. El crampón tiene unas puntas que salen desde la bota para clavarse en superficies heladas o nevadas lo cual te da un gran agarre al momento de recorrer estos sitios.

Los crampones por lo general se clasifican por el número de puntas o Púas. Así encontramos crampones de 10- 12 púas qué son indicados para progresiones por terrenos nevados que no sean verticales y que serán los más adecuados para realizar tus actividades de montaña en el verano. Luego están los crampones 8- 9 puntas que están especialmente diseñados para ejecutar escalada en hielo.

Las puntas de los crampones están en casi ángulo recto con respecto a la base de la bota; hay sección que se encuentra en el frente que por lo general presentan una pequeña curvatura dirigida hacia la pendiente. Y también para que se haga más fácil el hincado en las superficies que tengan una inclinación moderada.

¿Y qué hay de las botas?

Tu par de botas son el elemento principal para andar con seguridad y a la vez con comodidad; al instante de escogerla debes tener en cuenta las desventajas y ventajas qué te ofrece una bota de suela flexible frente a las botas de suela semirrígida. A la primera serie se le llama bota de trekking y a las segundas se les llaman botas de alta montaña. Vamos a ver algunas características de estos tipos de calzados.

  • una bota flexible te permite que tus pies puedan tener una mayor transpiración y comodidad, aunque por otra parte suelen ser menos impermeables al ser hechas de un material, menos duro por lo que si te golpeas con una piedra o incluso las pisas, esto suele notarse en los pies. La longitud de la caña suele ser un poco más baja pero siempre te mantiene tu tobillo bien resguardado.
  • la bota de alta montaña o bota semirrígida te da un mayor aislamiento contra el frío y las inclemencias invernales al tiempo que te ofrece más estabilidad en terrenos irregulares y en las trepadas, los cuales no las hacen tan cómoda pero te protegen más.

Como Mi misión aquí es aconsejarte te diré que independientemente del modelo que elijas jamás tienes que olvidar lo siguiente:

  • Siempre es bueno que la bota posea algún tipo de tratamiento impermeable adicional.
  • Las suelas no pueden estar desgastadas. Debe tener conservado su dibujo en condiciones óptimas.
  • Nunca uses unas botas que estás acabando de comprar para salir a la montaña. Debes haberle dado un uso previo para que tu pie esté habituado a la bota.

Forma de fijar el crampón a la bota

Hay diversas formas de hacer este trabajo y fijar el crampón a la bota pero todo dependerá de las características que tengan el crampón y la bota y el uso para el cual el crampón está destinado. Veamos los siguientes casos:

  • Fijación usando correas: Esto no es más que unas piezas plásticas donde apoyas la puntera y la talonera de tu bota. Una vez que ajustas la correa de la forma correcta el crampón y la bota quedan perfectamente unidos. La ventaja de este tipo de fijación es que lo puedes usar en cualquier tipo de bota. Los crampones al ser fijados con correas permiten una pequeña selección y son asimétricos (poseen pie izquierdo y derecho) y se trata de una forma perfecta a una bota flexible de trekking, las cuáles son las más utilizadas en el verano en las montañas. Este tipo de fijación tiene el inconveniente que resulta algo incómoda de poner y se debe estar atento de la tensión en las correas. Otro inconveniente es que no te permite avanzar por terrenos que sean muy inclinados.
  • Fijación semi automática: Es una manera de fijar la bota qué consta de un aditamento en la talonera qué es fijado en una pestaña que vas a encontrar en la parte de atrás de la bota rígida o semirrígida. Es un crampón de rápida colocación y muy polivalente. Debes tener cuidado ya que no se pueden usar con botas trekking o flexibles ya que el sistema de fijación posterior del crampón unido a su mayor rigidez los haría dispararse a la mínima torcedura de tu pie.
  • Fijación automática: Se caracteriza por compartir la misma pieza plástica en la zona de atrás del crampón de sus iguales que usan fijación semi automática. La diferencia fundamental es que estos además disponen de una barra en la parte de adelante que encaja en otra muesca en la parte de atrás de tu bota. Estos crampones fueron diseñados para ser usados con las botas rígidas.

Los Antiboots

Los anti suecos o antiboots son una lámina fina hecha de caucho qué está hecha para cubrir la abertura del crampón donde se apoya la suela de tus botas. Su cometido es impedir que se cree un sueco peligroso de nieve en la base de los crampones. En caso de que esto llegara a pasar las puntas de tu crampón no lograrían clavarse de forma ideal en la superficie helada y pudieras tener un peligroso resbalón que pondría en peligro tu integridad física.

Crampones con zapatillas de montaña

En la actualidad existe una tendencia de usar zapatillas de Trail y zapatillas de trekking en las actividades de alta montaña. Sin embargo cabría preguntarse y si este tipo de calzados te ofrecen la misma seguridad, agarre y protección en tus viajes a la alta montaña nevada en comparación con unas botas tradicionales. Veamos los siguientes puntos:

  • Cuando te desplazas por la alta montaña el terreno someterá a tus tobillos torsiones continuas. Esto quiere decir qué llevar tus tobillos sin la protección adecuada te expone torceduras y sufrir accidentes.
  • Los crampones clásicos NO están hechos para ser usados con estas zapatillas. Hay crampones diseñados para ser usados con zapatillas de trekking pero éstos no te ofrecen una completa seguridad en terrenos con mucha inclinación.
  • En la alta montaña hay muchas piedras suelta y fácilmente pueden golpear nuestros tobillos al no estar adecuadamente protegidos.

En la actualidad se ha popularizado las carreras por montaña y muchos excursionistas han optado por este tipo de calzado ya que son más cómodos y ligeros. También son ideales para actividades de entrenamiento.

Debes tomar en cuenta que no es igual ser un corredor qué está haciendo una carrera por alta montaña donde existe una organización que debe tomar todas las medidas para que los participantes de dicha carrera no sufran ningún accidente cuando pasen por los neveros, a que seas tú solo el que se enfrente a esta condiciones con unas zapatillas que no son las adecuadas.

Los organizadores de una carrera pueden obligar a los corredores a llevar en su mochila un juego de crampones y también le facilitarán cuerdas fijas en las zonas más peligrosas. Por lo general están obligados a tener un equipo médico qué puede actuar en caso de una emergencia. Nada de esto tendrás tú si sales a la alta montaña sin el equipo adecuado por lo que este tipo de calzado ligero con caña baja no suele ser suficiente para que acometas actividades en zonas de alta montaña nevada.

¿Dónde puedes conseguir el piolet y los crampones?

Es fácil conseguir todo este material en cualquiera tienda de materiales deportivos de montaña; los precios de los crampones de correas oscilan desde los 75 € y los semi automáticos a partir de los 100 €.
En caso de que no quieras comprarlos por no darles un uso frecuente también puedes alquilarlos en muchas de las empresas y establecimientos de turismo que quedan en los valles con precios cómodos alrededor de los 7 y 10 €.

Tener el material adecuado no basta

Lo voy a repetir aquí; debes saber usar y tener la práctica suficiente con tu equipo como para detener tú mismo una caída en caso de que esto se produzca. Si piensas que no tienes la preparación suficiente o la experiencia adecuada en el manejo de este equipo deberías educarte en los diferentes talleres y cursos qué ofrecen todos los clubes de montañas de la Federación Aragonesa de Montaña. Otra idea es que vayas acompañado a la montaña por un guía experto. Esta persona estará encantada en enseñarte y hacer que tu experiencia en las montañas sea altamente satisfactoria.