Las puntas de los crampones

Lo mas importante a la hora de elegir nuestros crampones son las puntas, cuantas mas puntas mas agarre y estabilidad y a su vez mayor peso.

Todas las puntas son más o menos perpendicular a la suela de la bota, a excepción de la parte delantera. Vamos a hablar sobre el uso y las características de cada una.

Las puntas delanteras, que pueden ser una o dos sirven para estar fijos de cara a la pendiente.

Hay tres tipos de puntas delanteras, y cada una de ellas sirve para el uso de un tipo de actividad u otra:

Puntas planas: tienen un área más grande, por lo que sirven mejor para nieve blanda y la tierra versátil.

Puntas dentadas: Se utilizan en escalada en hielo y Dry-Tooling

Puntas en T: Son un híbrido entre los dos, por lo tanto, no se comportarán 100% en ninguna de las situaciones anteriores.

Las puntas posteriores son verticales, ayudan a mantener la estabilidad en la pendiente.

Las puntas laterales proporcionan estabilidad y agarre en travesías laterales.

Las puntas traseras nos aseguran en el descenso. Algunas de ellas son completamente perpendiculares a las botas para obtener esta función.